sábado, 19 de noviembre de 2016

LA FUNCION DE NUTICIÓN

LA FUNCIÓN DE NUTRICIÓN

Los seres vivos tienen la capacidad de intercambiar con el medio que les rodea materia y energía. Toman del medio las sustancias nutritivas y la energía que necesitan para vivir y expulsan al medio las sustancias de desecho que fabrican. Hacer la función de nutrición supone que los seres vivos realicen los siguientes procesos:
  • Ingestión. Es la entrada de la materia al interior del ser vivo. En muchos casos los alimentos no pueden ser utilizados directamente y sufren un proceso denominado digestión por el que se transforman en sustancias reutilizables por las células.
  • Metabolismo. Conjunto de reacciones químicas que ocurren en el interior de todas las células de un organismo y que permiten obtener la energía y los materiales necesarios para vivir. Existen 2 tipos de metabolismo el catabolismo y el anabolismo.
  • Excreción. Expulsión de materia hacia el exterior. Podemos distinguir dos procesos: la excreción, es decir, la expulsión de sustancias de desecho del metabolismo, como el dióxido de carbono, la orina y el sudor; y la secreción, es decir, la expulsión de sustancias útiles para el organismo como las lágrimas, la saliva, etc.

EL APARATO EXRETOR




EL APARATO EXRETOR

El sistema excretor es el encargado de eliminar las sustancias (líquidas o sólidas) del cuerpo. Este sistema está compuesto por el aparato urinario, la piel, los pulmones y el hígado.
Los riñones. Son dos órganos que miden 12 cm de largo y 6 cm de ancho. Pesan aproximadamente 150 gramos cada uno. De color rojo, se encuentran rodeados por una cápsula renal y se componen de glándulas suprarenales. Para su estudio se los divide en 3 zonas: corteza, pelvis y médula. Tienen como función:
  1. Formar la orina eliminando las toxinas del cuerpo.
  2. Fomenta la producción de glóbulos rojos.
  3. Equilibrar los electrolitos.
  4. Regular el volumen de líquido corporal y la presión arterial.




aa

el aparato digestivo



EL APARATO DIGESTIVO

El aparato digestivo o sistema digestivo es el conjunto de órganos encargados del proceso de la digestión, es decir, la transformación de los alimentos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo.
La función que realiza es la de transporte (alimentos), secreción (jugos digestivos), absorción (nutrientes) y excreción (mediante el proceso de defecación).
El proceso de la digestión es el mismo en todos los animales monogástricos: transformar los glúcidos, lípidos y proteínas en unidades más sencillas, gracias a las enzimas digestivas, para que puedan ser absorbidas y transportadas por la sangre.